La glucosa es un carbohidrato que está relacionado con la cantidad de azúcar que el organismo es capaz de absorber a partir de los alimentos y transformar en energía para realizar diferentes funciones. Durante metabolismo, la glucosa se oxida en el cuerpo y produce dióxido de carbono, agua y algunos otros compuestos de nitrógeno, proporcionando energía.

En el organismo la cantidad de glucosa que entra a la sangre es regulada por la insulina, hormona producida en el páncreas, pero en dado caso que este órgano resultara afectado por factores genéticos y dietéticos al grado de generar resistencia a la insulina, se presenta la enfermedad conocida como Diabetes Mellitus.

Evitemos alimentos como:

  • Pasteles.

  • Pan dulce.

  • Azúcar blanca.

  • Mermeladas.

  • Dulces.

  • Refrescos.

  • Jugo de frutas.